DISCURSOS

INICIO > DISCURSOS > DISCURSO AÑO 2017

Discursos

El programa Embajadores Salamanca Convention Bureau nace con el objetivo de distinguir a aquellos profesionales que han contribuido y trabajado activamente para que un evento se organice en Salamanca, convirtiéndola en sede de importantes eventos nacionales e internacionales y participando de esta forma en el desarrollo de la ciudad y provincia, así como en la difusión de la marca Salamanca.

DISCURSO AÑO 2017

Por Doña Carmen Codoñer

Sr. Alcalde en funciones, señoras y señores.

Estoy asumiendo una doble representación: del grupo de cuatro, organizador del VII Congreso de Latín Hispánico, y de todos los seleccionados este año como Embajadores. Esta última representación fue el resultado de una "elección" basada en la edad y puedo asegurarlo porque partió del único de los presentes que me conocía: el Sr. Feltrero.

Hablar en nombre de mis compañeros supone subrayar los puntos en común que el Convention Bureau ha tenido en cuenta para otorgarnos este honor. Somos un grupo heterogéneo, integrado por personas que nos dedicamos a las más diversas materias... Y sí, existen dos motivos: uno dominante: el haber tomado Salamanca como centro de una actividad extraordinaria, y otro, menos objetivable, pero no menos real: el entusiasmo con que hemos programado y llevado a cabo uno nuestro cometido.

Es cierto que, como nuestra actividad profesional se desarrolla en Salamanca, lo lógico es que un Congreso organizado por nosotros tenga su sede en esta ciudad. Pero no lo es menos que, al fijar la sede, estamos convencidos de que el simple atractivo que provoca la palabra Salamanca añade un plus al interés intrínseco del Proyecto. Esto no quiere decir que quien se inscribe o asiste lo haga en función del punto de destino, sino que su venida va acompañada de un atractivo: el Congreso significa para los asistentes algo más que la participación y el intercambio de puntos de vista, significa la posibilidad de conocer o revisitar Salamanca.

Es posible que no todos nosotros seamos salmantinos. Yo no lo soy, pero, por razones obvias, he conocido esta ciudad desde bastante antes que el resto. Procedo de Valencia, soy mediterránea, estudié aquí la especialidad de Filología Clásica y aquí tuve mi primer puesto de trabajo en una Universidad. La adaptación a un modo tan diferente de enfrentarse a la vida fué acompañada siempre de una fascinación por la belleza de la ciudad y por la existencia de una vida  universitaria de la que formaba parte sin esfuerzo alguno.

Después de una ausencia de varios años, volví y hasta ahora. Todo ha cambiado y mucho y no solo el paisaje urbano: han desaparecido y surgido nuevos barrios, rincones inolvidables han sido transformados, el río ha dejado de ser una frontera, la concentración del mundo universitario en un espacio reducido no existe, paulatinamente se han ido difuminando los rasgos diferenciales que introducían al visitante de otras zonas en un mundo distinto, aunque siga inalterable una identidad propia.

Quienes hemos organizado en esta ciduad un Encuentro, un Congreso, sabemos que al interés que en sí mismo despierta, siempre contamos con que en el imaginario colectivo Salamanca es sinónimo de belleza, y que el recuerdo de la ciudad siempre acompañarás al trabajo aquí realizado. Y Salamanca es difícil de olvidar.

Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.